Cabecera

31 de octubre de 2014

Suscripciones RSS y newsletter
Buscar:
Entrevista con Juan Carlos Olaria
(Director de "El hombre perseguido por un OVNI")

Entrevista al director de "El hombre perseguido por un OVNI"
Por Javier Ludeña Fernández
(30/01/2008)

Entrevista telefónica exclusiva con el director, de 66 años de edad.

¿Por qué “El hombre perseguido por un OVNI”?
Me vino de la infancia, de una gran inclinación hacia la ciencia ficción, reforzada durante los años sesenta de ver la serie de TV “Los invasores”. En quinto de bachillerato ya realicé con unos compañeros de clase una película de veinte minutos titulada “El planeta Plinio” [(1958), estaba rodada en 8mm], una película muy primitiva… Pero siempre estuve interesado por estos temas… También era el tiempo cuando los astronautas fueron a la Luna… Y a mí me fascinaban todos estos asuntos interplanetarios.

¿También le interesaban la ufología y los avistamientos de OVNIS, o más bien la vertiente de fantasía/ciencia ficción?
Sí, la ufología me encanta. A mí me habría hecho muy feliz haber tenido un avistamiento OVNI de verdad, y siempre me interesaban las noticias relacionadas con esto. De hecho el rodaje tuvo lugar en una zona de Barcelona, en el Garraf, que es un parque natural sobre el que ha habido avistamientos. Pero cuando nosotros rodamos, cuando nosotros hicimos allí la película, no vimos nada. En Barcelona ha habido muchos avistamientos, bueno en toda Cataluña. Usted sabrá que ha habido avistamientos OVNI en la sagrada montaña de Montserrat. Según los ufólogos dicen, cada mes, creo que hacia el día diecisiete o así, se ven luces de avistamientos y cosas raras. Yo todavía no he ido a comprobar, algún día me marcharé. Lo que pasa es que ahora, con estos fríos…

Por lo que veo, está Vd. al día de esos temas. No necesitaría entonces ninguna inspiración especial para la película.
No a raíz de ir a hacer la película. Había leído Los desconocidos del espacio de Donald E. Keyhoe, el libro clásico americano, y he leído desde siempre cosas sobre ufología y viajes espaciales, siempre me ha interesado. Y desde luego, hay una cosa clarísima: si se cumple la física de Newton, los extraterrestres pueden haber venido; por el contrario si se cumplen la teorías de Einstein, pues no pueden haber venido.

La suya es la primera película española sobre OVNI’s, no sé si Vd. me puede corregir.
De OVNI’s como si fuera una crónica o un reportaje de un suceso auténtico… [¿un documental?] no, pero así dentro de la fantasía a lo mejor sí. Ha habido otras, si usted lo mira bien. Creo que hizo algo sobre esto el conocido director valenciano Juan Piquer Simón, La grieta creo que se llamaba.

Pero La grieta es muy posterior, es de 1990. [Puede que se refiera a Los nuevos extraterrestres, pero también es posterior, de 1983, y además OVNI, lo que se dice OVNI…]
Sí, es posterior. Y otro que creo que hizo una de ciencia ficción, pero yo no la he visto ¿eh?, me lo han comunicado, es nada menos que Luis Lucía, el descubridor de Marisol, que hizo una que se llamaba La lupa [(1955)]. No sé si le suena…

No, no la conozco [Nota posterior: no consta en ninguna filmografía de cine fantástico español, lo cual no quiere decir nada porque hasta el momento la abrumadora mayoría de investigadores del tema hablan copiándose los unos a los otros. Lo mismo nos estamos perdiendo un precedente interesante… ¡Revisión de La lupa ya! Claro que, otra cosa va a ser cómo conseguirla.]
Pero yo no la he visto tampoco, son casos muy esporádicos. Seguramente El hombre perseguido por un OVNI se la primera de su especie.

¿Cómo se produjo su película? La productora que figura detrás se llama Interplanetary Films, lo que tiene toda la pinta de ser una productora fundada por usted mismo de manera independiente.
Sí, sí, ya lo puede decir muy alto, porque fue todo muy independiente, sí. Precisamente todos los problemas de distribución vinieron de ahí. Porque como todas las películas se pactan de antemano con los distribuidores, y ésta no se pactó…

La productora es una productora familiar que monté yo mismo. Yo le explico, para que vea lo familiar que fue: yo era joven, no tenía dinero… y entonces le dije a mi papá “oye, voy a hacer esta película, a ver si me puedes dejar tú el dinero tal y cual”, y le planteé un presupuesto de un millón y medio de pesetas. Entonces mi padre lo miró… Que por cierto, mi padre sale en la película, hace de comisario. ¡El comisario de la película, el comisario Durán, es mi propio padre, ya fallecido! Y me dijo: mira, yo te daré lo que vayas necesitando a la medida en que lo vayas necesitando. Yo traté de convencerle de que así no se hacía ningún plan, pero él insistió en que me iría costeando según fuera necesitando el dinero. Al final el coste de la película en total fue de un millón setecientas mil. Me pasé doscientas mil pesetas… Se fue haciendo todo de una manera muy familiar…

¿Y el equipo de rodaje? Los técnicos, los actores, la gente que colaboró…
¿El equipo? A algunos los contacté y eran profesionales, otros eran amigos. Pues pude contar con Paco Marín Junior, que era el hijo del famoso operador Paco Marín… Pedro Arnedo y José María Escudero, que me ayudaron mucho en los efectos especiales… El reparto, estaba Richard Kolin [la estrella, por así decirlo: tras ésta película hizo Las ratas no duermen de noche, Los mil ojos del asesino, La perversa caricia de Satán…], Gemma Lewis, mi padre… que le dije oye, ¿porqué no haces este papel de comisario Durán? Porque en un primer momento yo había pensado para hacer el papel en el gran director catalán Francisco Rovira Veleta, lo que pasa es que le cogió yo creo que más bien timidez, y no aceptó. Y así siguiendo. Intervinieron incluso… Yo recuerdo que por aquellos tiempos, en 1974, fui a hacer el último periodo de campamento de alférez eventual de complemento en San Clemente Sasebas. Pues con este motivo, algunos de los compañeros que tenía yo allí intervinieron también en la película. Por ejemplo Juan Roig, el que hace de extraterrestre piloto de la nave, no era actor, era un compañero mío de la mili. Y otros amigos conocidos y compañeros del año 1969, hacen de mutantes. Y yo también salgo, bueno, se me escucha: soy el jefe de los extraterrestres… En fin, de una manera muy artesanal se hizo.

¿Y cuanto tiempo duró el rodaje?
Empecé a rodar en mayo de 1972, y debía acabarse… al cabo de tres o cuatro meses. Antes de meternos en invierno, que no he querido prácticamente en ningún rodaje. Salvo lo que posteriormente se añadió y la “postproducción”. Se lo puedo explicar, es un poco largo:

Acabado el rodaje, como se había rodado en material positivo, y no se había hecho lo que se llama el copión, pues es como si la película se montase directamente y el corte de tijeras no se pudiese rectificar porque se notaría el empalme. Entonces al hacer ese montaje me salió la película larguísima, una cosa desmesurada. Y además la enseñé a unos amigos periodistas y gente de cine y del Festival de Sitges, y claro, como era tan pesada, quedaron muy decepcionados. Y yo también me desanimé, y entonces pasó el tiempo. Pasó igual un año, o dos. Pero fue que delante de casa tenía de vecino a un director que se llamaba Juan Xiol. Y un día le conté que tenía esta película, que no le veía posibilidades, y entonces él me dijo, “enséñamela”. Y yo se la enseñé, y cuando ya pensaba que me diría: sí, verdaderamente no te va a servir para nada, y tal, él en lugar de eso me dijo: ¡aquí lo que le falta es un buen montaje!. Y entonces él, ya de una manera profesional, hizo el copión, y montó sobre el copión, con lo cual podía montar si se equivocaba volvía atrás y todo eso. Y con mucho ojo, yo noté que la película ganaba mucho en acción con él. La película resultante además duraba mucho menos, como es lógico, al ir cortando. Y aprovechando fue cuando quise rodar nuevas escenas, las de Lynn Enderson con Damaso Muni [es decir, metraje sexy], las escenas de Manuel Bronchud… para romper un poco la monotonía. Y también añadimos las escenas espaciales, que fueron facilitadas de una manera muy altruista por el consulado de Estados Unidos, de la NASA.

Volvamos un momento atrás. ¿Ha dicho usted que cuando rodó la película estaba en la mili?
Bueno, estaba entre medias. Claro, a lo mejor no sabe, han cambiado las cosas tanto… En los años 60-70, cuando uno estudiaba, la mili la hacía en lo que se llamaban campamentos. O sea, cuando venían las vacaciones de clase, los meses de junio, julio y agosto, en vez de tener vacaciones, ibas ahí a un campamento que estaba en la montaña, y allí… a hacer la guerra. Y se hacían tres campamentos, o sea, que eso lo hacías durante tres años, dos de prácticas y el último ya de oficiales. Yo estaba en la Universidad desde el año 68 ó 69, y encima me porté mal y me hicieron repetir un campamento. En total cuatro vacaciones. Entonces… yo pedía prórrogas y todo eso para demorarlo, pero desde eso años hasta el 74, me tocaron hacer las prácticas. Así que sí, cuando hice la película estaba por estos tiempos, aparte de que como digo estudiaba. Se mezclaba todo.

¿Estudiaba cine? ¿Cuál es su formación cinematográfica? ¿Iba a una escuela o aprendió de un modo autodidacta?
No, en la Universidad no estudiaba cine… Aprendí con los libros, y sobre todo con el cine amateur. Yo pertenecía al Centro Excursionista de Cataluña a la sección de cine amateur, y a la Agrupación Fotográfica también de cine amateur. Todos los viernes ibamos allí los socios, y presentábamos nuestras cosas y las proyectábamos y se comentaban. Entonces yo hacía películas de argumento en 8mm, y con todo esto fui aprendiendo.

A mí una de las cosas que me encantan de la película es su título, claro, directo: El hombre perseguido por un OVNI. ¿Siempre tuvo claro que se iba a llamar así?
Solamente barajé Los mutantes y El hombre perseguido por un OVNI, no barajé más. Primero se iba a llamar Los mutantes, pero pensé que en realidad no trataba de eso, y que como lo que le pasa tiene que ver más con OVNI’s, que los mutantes son como un complemento… le puse El hombre perseguido por un OVNI al final.

Los mutantes de la película son estupendos, incluso adelantados a su tiempo. Sorprenden esos pequeños toques de gore viscoso, la escena de la decapitación…
Ah, sí, sí. Aquellas escenas más cruentas, si se fija tiene un aire gore porque en 1968 se había estrenado La noche de los muertos vivientes [(The Night of the Living Dead)] que era supergore [?]. ¿Se acuerda de la película de George Romero, o la ha visto?

Por supuesto, muchas veces. Es una de mis películas favoritas.
Muy buena, ¿verdad? Hecha también con muy pocos medios, que nadie esperaba nadie de ella, y luego fue un éxito no sólo en España, sino a nivel mundial. Pues como de esa película lo que más gusta es ese aire de pesadilla que tiene, que incluso recuerdo haberlo soñado: Haber soñado un peligro, que yo recuerdo haberlo destruido con una pistola, con un cuchillo, a puñetazos… y luego revive y te lo vuelves a encontrar, y parece que no se muera nunca. Esto lo he soñado yo, y está tan bien reflejado en La noche de los muertos vivientes, que me impresionó muchísimo. Pues bueno, para no divagar, inspirándome en esto he hecho esa escena y en general las apariciones de los mutantes. Pero sobre todo ese momento en el interior de la casita, con aquellos cortes de cabeza, y aquellas regeneraciones extraña que sufren los extraterrestres, que les cortas algo y les surgen más apéndices extraños…

También es como La cosa (The Thing, 1982, de John Carpenter), o El enigma de otro mundo (The Thing… From Another World, 1951, de Christian Nyby y Howard Hawks)… ese ser vegetal que le cortas un miembro y se regenera.
Exacto, sí, sí, otra de las películas que me gustan mucho, pues sí: El enigma de otro mundo.

¿Y en qué idioma hablan los mutantes?
En ninguno, es un idioma imaginario. La única frase reconocible que sale es Klaatu Varada Nicto que está copiada de la película Ultimátum a la Tierra [(The Day the Earth Stood Still, 1951, de Robert Wise)], es un homenaje. Pero Klaatu Varada Nicto en Ultimátum a la Tierra quiere decir otra cosa, es lo que le dice Patricia Neal a Gort el robot, que viene a significar “No ataques a la Tierra, espérate” o algo así, hacia el final de la película. Y como es una frase muy típica, que sale mucho y tiene mucho carisma en la ciencia ficción, decidí usarla. Pero no porque quisiera decir lo mismo que entonces, aquí quería decir otra cosa.

¿La película pasó la censura, tuvo problemas? Porque es una película que tiene desnudos, tiene esas escenas cruentas, además yo no sé que podría pensar la censura de que hubiera OVNI’s sobre el cielo de España… Y hay una cosa en la película que me encanta y me llama mucho la atención, y que es esa relación que tiene el protagonista con la pareja de sus amigos, que sugiere todo el rato que mantengan un ménage à trois, algo insólitamente liberal…
Es que lo tienen. Son un ménage a trois y lo hice expresamente. Pero fíjate, de esto en la censura ni se dieron cuenta. Tampoco dijeron nada del asunto OVNI que era un poco… censurable. ¡En cambio, se cebaron con la cosa más tonta del mundo que precisamente no me dio la gana de cortar! Cuando la chica está duchándose, ¿se acuerda? se le ve la parte del pubis. Bueno, porque la cámara está baja y no corta del todo y se le ve. ¡Y se metieron de una manera tan estúpida! Corte usted aquí y aquí. Y a mí no me dio la gana. Parece que les hubiera cogido manía al pubis, oye. Y al principio, pues por un momento les hice caso, y fui al laboratorio y tratamos de hacer los cortes. Pero claro, como había que hacer los cortes sobre el negativo y tal, terminé diciendo: ¡a hacer puñetas! Y cogí y lo volví a poner, pero el sonido ya se vio afectado. Así que es curioso, porque en la versión original, ahora no porque ha sido restaurada, pero en la versión original, la chica se estaba duchando y se oía caer el agua de la ducha, y de pronto se dejaba de oir, y luego se volvía a oir, y luego dejaba de nuevo. Y los trozos mudos correspondían a los trozos del pubis de la chica. ¡Cualquiera diría, ya está bien! En aquellos tiempos era el destape, y cualquier chica salía enseñando el pubis, y a mí no me dejaban enseñar nada…

En cuanto a estreno y distribución, es una película que tuvo muchos problemas, tardó tres años en poder distribuirse. ¿Cómo se vende un film que se ha hecho de una manera tan independiente?
Aquí también hay historia, porque al principio parecía que todo iba a ir muy bien. Parecía que se iba a estrenar en el Club Capitol, aquí en Barcelona, pero no nos terminamos a poner de acuerdo… ¡es culpa mía, ¿eh?! El caso es que yo pedía demasiado económicamente, y luego vi que ahí la había fastidiado, porque tenía que haberme conformado con menos y haber aprovechado la ocasión. O esa, tuve codicia y lo hice muy mal, y estoy muy afligido por esto. Luego claro, se pasó el momento y terminé teniendo que aceptar a un distribuidor de Valencia que no tenía poder… La publicidad se la encargaba a los propios cines, no se gastó un duro en publicidad, todo lo gastó en copias, no más se gastó quinientas mil pesetas… y así no se podía hacer gran cosa. Y de todas las maneras ¡la estrenó por muchos sitios de España pero no ni en Madrid ni en Barcelona! Que en las dos ciudades nunca se ha estrenado.

¿Cuántas copias se distribuyeron?
Eso lo llevaban ellos, no estoy seguro, pero debía haber entre cinco copias y diez, no creo que más [para toda España]. A mí el Ministerio de Cultura me enviaba las hojas de lo que llamaban el control de taquilla, y pude comprobar que se hacía en Aragón, en Valencia, en Navarra, Bilbao, Sevilla… [Notas de redacción añadidas posteriormente: según los datos del Ministerio de Cultura que todavía hoy se pueden consultar, el distribuidor fue José Fuster Candel, y El hombre perseguido por un OVNI fue vista por 47.195 espectadores, siendo su recaudación de unos cuatro millones de pesetas de entonces, lo cual, dado que Juan Carlos nos ha dicho que la película no costó ni dos, todavía se podría considerar una situación salvable... si no fuera porque todo ese dinero se lo quedaron los intermediarios y el distribuidor y a Juan Carlos apenas sí le llegó algo.]

¿Y es verdad que alguna copia va firmada con pseudónimo, como dirigida por John Meison?
Bueno, eso es en otras películas, no en esta. En algunos cortos posteriores… Ahora, en el DVD éste de L’Atelier XIII, saldrá como extra un corto que se llama Encuentro inesperado, y en esa película sí salgo firmando como John Meison. Pero en El hombre perseguido por un OVNI no.

Este DVD, por cierto, me encanta, me hace mucha ilusión, porque L’Atelier XIII está preparando una cosa muy bonita. Está la película, y luego en los extras está el corto Encuentro inesperado, que también es de ciencia ficción, y me hacen una entrevista, y luego salen trocitos de mis películas amateurs, recoge escenas de El planeta Plinio, Mil bombas, Viaje al firmamento… Que L’Atelier XIII me ha hecho un DVD que es un encanto de DVD, ¿eh?

Sí, todos los DVD de L’Atelier XIII son excelentes.
Está cuidadísimo. Estoy muy contento, muy ilusionado.

¿Es consciente de que El hombre perseguido por un OVNI es una película de culto?
Sí, sí, pues no hará mucho, dos o tres años. Me lo dijeron amigos míos del Festival de Sitges.

Ahora, para promocionar la película se le está calificando como “el Ed Wood catalán”. ¿Cómo se siente ante esta comparación? ¿Conoce el cine de Ed Wood?
Bueno, pues como a Ed Wood le han puesto como que es el más malo del mundo, pues al principio no me hacía ninguna gracia. Luego, pensando dónde está lo bueno y dónde está lo malo, y en fin… me fui haciendo a la idea y ahora ya no me desagrada. Además, se puede comprobar clarísimamente en el DVD de L’Atelier XIII, si se fija en los extras en mi película El planeta Plinio, aquella película cuando la vea dirá: ¡esto es un Ed Wood! Porque cuando la hice que tenía dieciséis años o así…, es clavado al estilo Ed Wood. Y claro, ahora me doy cuenta de porqué se les ha ocurrido de decirme Ed Wood. Sí, sí, sí. Yo a Ed Wood de todas maneras, con toda sinceridad, en su tiempo no le conocí, es curioso que le conociera a raíz de la película de Tim Burton. No sé porqué. Bueno, quizás porque en mis cines, el Maxi, el Rovira, el Roxy… pues no se les ocurrió pasar estas películas. ¡Otra cosa hubiera sido! [Nota de redacción posterior: De hecho, en España no se estrenó ninguna película de Edward D. Wood Jr. hasta que no salieron en VHS bien entrados los 90 y después de la película de Tim Burton. Así pues, habría sido imposible que en la época Juan Carlos hubiera podido ver las películas].

Ahora sí, ahora, a través del DVD o del video, he conocido las películas de Ed Wood. Que son unas películas que no son perfectas, pero que son extremadamente entretenidas. Si uno va a lo entretenido, con ellas pasas un rato entretenidísimo, que otras películas con muchísimos más medios, no te divierten tanto. Y esto es un mérito de Ed Wood. Porque además Ed Wood es una persona muy extraña en este sentido. Porque a veces dices: ¿por qué lo hacía tan mal? Parece que buscase hacerlo mal, o que no le importase que aquello saliese mal, ¿no? Parece que no le importase, parece que dijera lo hago así. Es un caso muy extraño, yo creo que sacrificaba la calidad, en beneficio de la diversión, del entretenimiento como fuera. Algo así, no sé. Habría que hacer un estudio, algún historiador, un estudio profundo de la psicología de Ed Wood.

Después de El hombre perseguido por un OVNI, ¿qué más pasó? ¿Qué otras películas suyas destacaría? Creo que tiene un segundo largometraje llamado Diario rojo (1982).
Exacto, sí, sí, sí. Esa está inédita, no sé que haré con ella.

¿Y de qué trata? ¿Puede que algún día la veamos?
Bueno, a pesar de los años que hace de ella, últimamente he estado hablando con un amigo, un exhibidor, y yo no sé lo que se hará. Aún no se ha concretado nada. Si llegamos a concretar algo, yo se le aviso rápido. Sí, ya lo creo. A mí me gustaría que se viese, a ver qué ocurre. Siempre he pensado en qué ocurriría, lo más seguro es que no ocurriese nada. Pero si ocurriese, que les gustase una cosa así… Porque la película, no se crea, como aquel que dice… es muy hermética. Yo voy a lo mío, caiga quien caiga, y de una manera que no sé como se lo tomarían los espectadores. Pero me gustaría también saberlo algún día.

¿Y ha continuado haciendo cine amateur? ¿Qué más cosas ha hecho?
Sí, voy haciendo cosas. He entrado ya en el ordenador. Y he hecho una serie de seis capítulos de media hora sobre directores catalanes: Tomàs Mallol, José María Forn… y así hasta seis. [Nota de redacción: puede tratarse de Els cineastes opinen (2000-2005)]. Antes también he hecho dos cortometrajes: El caminante (1989) y Encuentro inesperado (1995)…

¿Y ahora mismo tiene algún proyecto?
Pues tengo un proyecto, lo que pasa que es un proyecto muy personal: las películas amateurs que tengo en super8, así tan sencillas, las quiero pasar a DVD. Pero yo, ¿eh? La paso yo, y las re-montaré y las restauraré yo mismo. Pero esto, claro, es una cosa que no trae dinero, lo hago como lo haría un artista pintor.

¿Nunca ha tenido la tentación de reincidir en la ciencia ficción y volver a mirar al cielo? Aparte del corto Encuentro inesperado, que también es de ciencia ficción.
Sí, ésta también es de ciencia ficción, pero de una manera más ingenua, más infantil, como un cuento de hadas. Bueno, y de volver a la ciencia ficción, de hecho tengo un argumento, lo que pasa que no puedo contarlo por si me copian. Solo puedo decir que es un argumento que se inspira vagamente en Almas de metal [(Westworld, 1973)], aquella de Yul Brynner dirigida por Michael Crichton, que es el novelista… de Parque jurásico. No sé si se acuerda…

Sí, sí. Esa película me marcó de niño, es de las que tienen la culpa de que me guste el cine.
Muy buena. Pues yo tengo un argumento que no es lo mismo, pero tiene que ver. Pero no tengo el guión, solo tengo pensada la historia.

Para finalizar, le dejo añadir cualquier cosa que usted considere de interés y de la que le parezca que no hemos hablado. Suya es la última palabra.
Pues que… los que hacen cine de ciencia ficción, los amigos, colegas y tal, traten de hacer más un cine de ciencia ficción que no lo fije todo en los efectos especiales. Que no hagan tanto ruido, tantos efectos sonoros, explosiones y esto, y que hagan argumentos, que sean ingeniosos. Que tú digas, hombre, cómo acaba. Una cosa como El planeta de los simios [(The Planet of the Apes, 1968, de Franklin J. Schaffner)], que es una historia talentosa y nadie se espera como acaba. Que haya guionistas, que lo logren a base de ingenio de desarrollo… Es lo que me gusta como espectador.


Entrevista con Juan Carlos Olaria

Filmografía
1957 Robo al amanecer (corto, 8mm)
1958 El planeta Plinio (corto, 8mm)
1961 Mil bombas (corto, 8mm)
1962 Barcelona sonríe (corto, 8mm)
1963 Impacto (corto, 8mm)
1964 El caso del detective Smith (corto, 8 mm)
1965 Paseo por la prehistoria (corto, 8mm)
1965 Canción a las ruinas de Italia (corto, 8mm)
1965 Costa brava (corto, 8mm)
1967 Principio del Nirvana (corto, 8mm)
1968 Viaje al firmamento (corto, 8mm)
1969 Un verano con botas (corto, 8mm)
1971 Principio del Nirvana (corto, 16mm)
1973 Dialogos Camp (corto, 16mm)
1975 El hombre perseguido por un OVNI (16mm)
1979 Tibidabo (corto, 16mm)
1982 El diario rojo (inédita, 16mm)
1989 El caminante (corto, 35mm)
1995 Encuentro inesperado (corto, 35mm)
2000-2005 Els cineastes opinen

Biografía
Nació en Zaragoza de padres catalanes en 1942. Voluntarioso, apasionado del cine y valiente, ha pasado su vida haciendo películas amateurs aunque codeándose con los artístas más importantes del panorama catalán de cine.

 

Revista Fantastique. Los contenidos son propiedad de sus autores; todos los derechos reservados